Té Verde

Desde hace más de 4.500 años se toma té verde en China. Los monjes budistas lo introdujeron en Europa desde Japón en el siglo XVII. El té verde y el negro provienen de la misma planta. Sin embargo, la variante en el caso del té verde radica en el subproceso de producción. Las hojas se dejan al vapor y se secan evitando que se rompan, para que no pierdan sus fluídos celulares. Durante este proceso cuidadoso el té mantiene no solo su color sino también muchos de sus componentes saludables.

Mostrando 1–9 de 12 resultados